Saltar al contenido

Nosotros

Mas bien diría sobre mi. Hola, soy Antonio Márquez, soy profesional de la joyería desde hace veinte años y empecé mis estudios en el mundo de la joyería en la ciudad de Córdoba, la cuna de la joyería artesanal por excelencia en España. Empecé mis estudios en una escuela privada de esta hermosa ciudad allá por el 1996 mas o menos. Porque me decidí por Córdoba y no por otras ciudades españolas donde hay y existen buenas escuelas.

Antes de decidirme por esta ciudad, visite varias escuelas a lo largo de España, unas no me convencía por la relación a precio y lo que me iban a enseñar, otras por el método de enseñanza no era muy convincente, pero en Córdoba aunque hay varias escuelas, me decidí por una en concreto.

Varias razones fueron las que me llevaron a ello, la proximidad de mi residencia, soy del sur de Andalucía. La ya mencionada procedencia de la joyería en esta ciudad, es la cuna por excelencia de la joyería artesanal. Pero sobre todo, lo que me convenció para decidirme sobre esta escuela, fue cuando entre a visitar las instalaciones donde se encontraban las maquinarias y profesorado de enseñanza, lo que me convenció sin ninguna duda fue lo que el director (ahora un gran amigo) me dijo justo antes de irme después de visitar todo la escuela.

Después de oír los buenos profesores que eran (como en todas las escuelas visitadas) la cantidad de miles de cosa que iba a aprender, algo ya familiar. Pero lo que me convenció fue lo que me dijo el director justo al salir.

“Antonio, ¿ves esas cinco limas sobre el banco de trabajo, ves la sierra, martillo y soplete? pues con eso y dos maquinarias mas, vas a saber hacer cualquier cosa que tu imaginación sea capaz de visualizar”

¿Me estaba diciendo que con cuatro cosas mal contadas iba a ser capaz de realizar cualquier diseño que me propusiera o me pidiera?. Todas las demás escuelas me mostraban lo ultimo en tecnología y adelantos en el mundo de la joyería.

Me aseguró que si hoy sabes hacer lo que quieras con estas herramientas, imagina lo que sabrás hacer mañana con todas las maquinarias que existen en el mercado y las nuevas técnicas que vendrán…

Cuando salí de la escuela y llegue a casa, llame por teléfono y reserve mi plaza para el próximo curso. Y créeme que después de todos estos años, fue la mejor decisión que tome en mi vida.

Ahora me he decidido exponer mi pasión por la joyería  e intentar hacer ver al mundo mi visión por este arte.

Gracias a todos.

Rate this post